Biodegradable vs. Compostable – Diferencias, Similitudes y Ejemplos

Florian

Cada vez más empresas promocionan sus productos o envases como “biodegradables” o “compostables”.

Eso nos suena bien como consumidores, de alguna manera más respetuosos con el medio ambiente, ¿verdad?

Incluso podrías sentirte tentado a pagar un recargo por los productos que utilizan uno de estos términos para afirmar que son mejores para el medio ambiente.

Sin embargo, esos dos términos no son sinónimos y es importante conocer la diferencia.

En este artículo, analizaremos en detalle lo que realmente significan, lo que tienen en común y en qué se diferencian entre sí.

Diferencias y similitudes

La biodegradabilidad simplemente significa que una sustancia se puede descomponer por procesos biológicos, es decir, por microorganismos vivos (bacterias y hongos).

Idealmente, el producto se convierte completamente en agua, CO2 y biomasa durante ese proceso.

Ejemplo:

Probablemente sepas qué le sucede a la fruta fresca si la dejas (olvidas) en la encimera de la cocina durante unas semanas.

manzana podrida
Biodegradación: los microorganismos digieren completamente esta manzana.

Con suficiente tiempo y condiciones ambientales adecuadas, las bacterias y los hongos trabajan en esa manzana fresca y crujiente, hasta que no queda nada de ella.

Está completamente “digerido”, es decir, se descompone en sus componentes originales por microorganismos.

Esta biodegradación ocurre por sí sola sin ninguna intervención humana, lo que significa que es un proceso natural. La rapidez o la lentitud con la que se produce la degradación no es importante ni se especifica en la definición de “biodegradable”.

La tasa de degradación depende de muchas condiciones ambientales, incluida la temperatura, la humedad y la disponibilidad de oxígeno (aunque la biodegradación puede ocurrir con y sin oxígeno).

El compostaje es biodegradación controlada por humanos

Compostaje industrial
Compostaje industrial

El compostaje, por otra parte, es básicamente un proceso de biodegradación controlado por el ser humano, que garantiza condiciones óptimas para que los microbios alcancen resultados más rápido.

Compostaje siempre es biodegradación, pero no cada biodegradación es compostaje. Clic para tuitear

Y dado que el compostaje es un proceso controlado por el hombre, los humanos también han inventado ciertas reglas y criterios que se aplican.

Por ejemplo, según la norma de la U.E. EN 13432, un producto se considera compostable si, entre otras cosas, cumple los siguientes criterios bajo las condiciones de una planta de compostaje industrial:

  • Al menos 90% de biodegradación, o sea conversión en CO2 dentro de 6 meses
  • No más del 1% de aditivos que deben ser inocuos (no tóxicos y no tienen efectos negativos en el crecimiento de las plantas)

También existen regulaciones y requisitos comparables en otros países. En los EE. UU., Por ejemplo, la ASTM 6400 define la compostabilidad, de manera similar a la norma de la UE que se acaba de mencionar.

Como puedes ver, además de la descomposición más rápida en CO2 y agua, otro objetivo del compostaje es obtener un suelo valioso, que se puede utilizar para la agricultura.

La biodegradación no tiene tales requisitos con respecto al corto período de tiempo o el uso posterior de la biomasa resultante. Al ser un proceso natural no regulado, no requiere una instalación industrial y va a su propio ritmo (piensa en esa manzana olvidada).

Retos con plásticos biodegradables y compostables

Es importante tener en cuenta que el certificado “compostable” se basa en las condiciones de una planta de compostaje industrial.

compost
Existen condiciones notablemente diferentes en un compost del jardín en comparación con una planta de compostaje industrial

Las condiciones en el compost en tu jardín son muy diferentes de las de una planta de compostaje. Esto significa que incluso los productos que están certificados como “compostables” se degradarán muy lentamente (o no en un período razonable) en condiciones menos que ideales.

Además, dependiendo de las circunstancias nacionales y regionales, el período de almacenamiento de residuos compostables en plantas de compostaje industrial es a veces demasiado corto para permitir la degradación completa.

Esto tiene razones puramente económicas porque sería demasiado costoso para los propietarios de la planta darles a los productos más tiempo para que se descompongan completamente.

Pero debido a que los agricultores (que son los compradores del suelo) generalmente no quieren residuos de envases no descompuestos en su suelo, las plantas de compostaje no están particularmente interesadas en el procesamiento de plásticos compostables.

Esta es una de las razones principales por las que los productos técnicamente completamente degradables (si se les diera más tiempo) terminan en plantas de incineración de residuos.

Sin embargo, eso no necesariamente tiene que ser algo “malo”, como hemos examinado en nuestro artículo sobre los bioplásticos y su eliminación.

Ten cuidado con “oxo-degradable” u “oxo-biodegradable”

Evita los productos etiquetados como “oxo-degradables” u “oxo-biodegradables” como la plaga.

Estos productos plásticos a menudo se comercializan como una gran solución ecológica porque supuestamente se “descomponen” rápidamente.

Este es un excelente ejemplo de greenwashing porque estos productos son en realidad un problema grande para nuestro medio ambiente y nuestra salud.

¿Porque?

Pues, lo desagradable de estos plásticos convencionales es que contienen aditivos químicos que promueven la descomposición bastante rápida del producto en fragmentos muy pequeños.

Eso sí, esto no es biodegradación, sino simplemente desmenuzar el plástico en pedazos cada vez más pequeños.

Lo que queda son partículas prácticamente invisibles, que no son biodegradables.

Los productos oxo-degradables se convierten rápidamente en microplásticos

En cambio, estas partículas microplásticas viajan sin ser vistas a través de la cadena alimenticia, poniendo en peligro la salud de todos los seres vivos, incluida la de los humanos.

Obviamente, “fuera de la vista, fuera de la mente” debe haber sido la idea impulsora detrás de esta invención.

El oxo-plástico es un gran ejemplo de autoengaño.

Pero incluso si ya no podemos ver el plástico a simple vista, todavía está allí y sigue contaminando nuestro medio ambiente y la cadena alimentaria.

Incluso los plásticos convencionales son preferibles a este disparate “oxo-degradable”, ya que con ellos, al menos todavía tenemos la posibilidad de sacarlos de nuestro entorno, precisamente porque permanecen “visibles” durante mucho tiempo.

Con los productos “oxo-degradables”, que ya se han desintegrado en micropartículas, esto es prácticamente imposible.

Debido al gran peligro que representan los plásticos oxo degradables, la Unión Europea ya ha tomado medidas contra su uso.

Conclusión: ¡mantente alejado de los productos “oxo-degradables”!

Conclusión – biodegradable vs. compostable en 5 puntos clave

Esperamos que este artículo te haya ayudado a comprender mejor el significado de estos términos. Además, ahora ya no serás víctima de productos etiquetados como “oxo-degradables”, sabiendo que no son biodegradables ni compostables, sino una gran amenaza.

Aquí está el breve resumen sobre las similitudes y diferencias entre los productos biodegradables y compostables:

  1. En ambos casos, los microorganismos pueden descomponer el producto en agua, CO2 y biomasa
  2. Existen requisitos legales para productos compostables certificados, mientras que la biodegradación es un proceso natural (sin ningún requisito legal)
  3. El compostaje es una biodegradación controlada por el hombre con el objetivo de una descomposición más rápida y el uso agrícola de la biomasa resultante
  4. Por lo tanto, compostaje siempre es biodegradación, pero no cada biodegradación es compostaje
  5. Los productos certificados “compostables” requieren las condiciones de una planta de compostaje industrial para poder descomponerse (y por lo tanto no pertenecen al compost casero)

Sharing is caring 🙂 !

¿Te gustaría saberlo primero?

Si te gustó este artículo, seguramente no querrás perderte las cosas buenas que están por venir:

¡Déjanos enviarte de forma gratuita los mejores productos saludables, compañías realmente sostenibles y todo sobre un estilo de vida ecológico!

También te gustará…